karito 1¡Hay  pasiones  y  pasiones,  amores  y amores!.  Pasiones fugaces y explosivas que duran un  instante así la cola de un cometa demora  en pasar; pasiones a fuego lento, hechas como un buen pollo  a  la  brasa Peruano, realizada con la paciencia y sabiduría en una brasa que parece no quemar, que  luego  disfrutas, pero llega a lo más íntimo de tu ser combinado  con placer. Hay   amores profundos en los que sufres un estado de alteración emocional (algunos le llaman 5 segundos de  estupidez) tiempo  requerido que cambia tu percepción de las cosas, cuando descubres que 1+1 puede ser igual a 3, que tus decisiones las tomas  en un estado en el que tu ego se disuelve como un azucarillo en un café caliente, porque de repente sientes que lo más importante no eres tú, sino lo que puedes sentir por  la persona que amas.karito 2

Nos  ofrecemos en una entrega total, sin límites, sin barreras, sin exigencias, sin expectativas, sin condiciones, nuestro  grado  de  locura  se  intensifica,  donde  la  razón  dejo  de  ser  razón y  la  pasión  vive  cada  segundo  con  más  fuerza incitando a tomar  decisiones,  con  razón  o  sin  ella  al  fin alguna  postura  has  de  tomar, luego  creamos un amor duradero, hecho de presentes vividos y no de futuros esperados, un amor basado, no en ensoñaciones, pero sí en sueños, porque cuando uno sueña, es sólo un sueño, pero cuando 2 sueñan juntos, es el comienzo de una realidad. Ya sabemos que cuando el Hombre piensa es humano, pero cuando sueña es divino, porque está basado en algo que sientes pero no puedes ver ni tocar ni explicar, algo que no es racional pero es real, y algo que te lleva al éxtasis más absoluto.

karito

¿Un amor verdadero tiene que estar dirigido por el sentimiento y no por el pensamiento. O la razón  se debe  imponer  ante  el sentimiento?

Siempre hay un poco de locura

en  el  amor, pero siempre hay  un

poco  de razón en  la  locura.

Friedrich Nietzsche.